El marketing de experiencias: ¡Con los cinco sentidos!

Cuando pensamos en publicidad, solemos asumir que lo más importante es que el anuncio sea estéticamente «bonito», pero lo cierto es que a la hora de persuadir al consumidor no es suficiente con dirigirse solamente a uno de los sentidos, algo que muchos responsables de marketing olvidan. Según un reciente informe publicado por Shullman Research Center, la estrategia más acertada sería aquella que tiene en cuenta los cinco sentidos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. Es lo que se conoce como el marketing de experiencias y que busca llegar al consumidor a través de todos sus sentidos.

Eso sí, no todos los sentidos tienen la misma importancia. La vista es el más importante para el 74% de los consumidores, tanto para tomar una decisión de compra como para hacerse una idea de la imagen de la marca. Pero esto no significa que los otros cuatro sentidos no tengan importancia, sobre todo cuando hablamos de marcas de lujo, ya que los consumidores de productos de alta gama son los que menor importancia dan al sentido de la vista en las campañas de marketing. En estos casos, la vista y el oído pierden importancia en favor del tacto, el gusto y el olfato.

Marketing de experiencias

Por otro lado, debes saber que tampoco es lo mismo dirigirse a un público de hombres que de mujeres. Mientras que el 85% de las mujeres considera que la vista es el sentido más importante para tomar una decisión de compra, la cifra baja para los hombres con un 79%. Y lo mismo ocurre cuando hablamos del sentido del gusto. Frente a un 21% de los hombres que lo colocan como el primero, solamente un 17% de las mujeres piensa lo mismo. Pero las cifras son muy parecidas en el caso del oído (66%), el tacto (22% o el olfato (12%). Todo esto significa que las marcas deben prestar especial atención a diseñar campañas de marketing que se dirijan a cada uno de los sentido de los clientes para que el impacto de la estrategia sea mayor y consigan aumentar las ventas del negocio.

Por ejemplo, en el caso de marcas de comida y bebida las experiencias multisensoriales juegan un importante papel. Se trata de estrategias de marketing que van más allá del simple hecho de ensalzar «el sabor» o «la apariencia», permitiendo que el consumidor interactue con los productos de diversas formas y utilizando todos los sentidos.

El marketing multisensorial crea experiencias que calen en el recuero del consumidor

Las marcas son cada vez más conscientes del impacto que se puede tener apelando a los sentidos que no son los habituales. Un buen ejemplo de ello es el olor a pan recién hecho en el supermercado o el aroma a madera dentro de los coches de lujo. Pero no solamente el marketing olfativo está de moda, sino que algunas marcas también han empezado a apostar por otros sentidos que calen en el recuerdo del consumidor. Y es que no tiene sentido apostar por un único sentido cuando los potenciales clientes tienen cinco diferentes. El marketing multisensorial busca experiencias mucho más completas y complejas con el objetivo de crear estímulos que lleguen al consumidor y transmitan un mensaje.

De hecho, un reciente estudio publicado en los últimos meses afirma que los consumidores estamos expuestos de media a unos 200 mensajes publicitarios visuales al día, lo que hace que el poder de respuesta a este tipo de estímulos se haya reducido considerablemente. En cambio, el resto de los sentidos tienen una influencia más amplia, tanto consciente como subconscientemente, pues estamos menos habituados a acciones de marketing que se dirijan a ellos.

PrestAyuda Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *