¿Cómo mejorar el SEO de tus productos sin comprar módulos Prestashop?

El posicionamiento SEO es una estrategia clave para ganar visibilidad en los resultados de búsqueda de Google de forma natural, es decir, sin tener que invertir en campañas de AdWords. No obstante, hay que tener en cuenta que no es lo mismo tener una web que una tienda online o un blog. Y es que, en función del tipo de sitio, también tendremos que tener muy en cuenta otros factores.

Por ejemplo, si se trata de una tienda online, es normal que tengamos fichas de productos, por lo que las fotos harán que pese más y que necesitemos optimizar la velocidad de carga para que nuestro SEO no se vea perjudicado. Si nuestra web tarda en cargar, los clientes terminarán marchándose y nuestra tasa de rebote se disparará, lo que hará que descendamos posiciones en los resultados de Google.

Pero son muchos más los factores que debemos tener en cuenta. Uno de los más importantes es el contenido que mostraremos en las fichas de los productos. Y si queremos que funcione, deben ser textos que se entiendan con facilidad. Recordemos que escribimos para personas, no para robots. A continuación te damos algunos consejos sobre cómo mejorar el SEO de los productos de tu tienda sin necesidad de comprar costosos módulos de Prestashop.

Nombre del producto

Los nombres de los productos deben ser muy caros, siendo recomendable que no supere los 65 caracteres incluyendo espacios. Y es que es el nombre que aparecerá en el «tittle» de la página. Con lo cual, intenta no incluir atributos o colores dentro del nombre si ofreces al cliente la posibilidad de elegir entre diferentes combinaciones. Y tampoco pongas códugos o referencias de modelo en el nombre.

Si tenemos productos similares, es importante que cambiemos algunas palabras por sinónimos para no repetir el mismo nombre en exceso. Además, hay que tener en cuenta que, aunque el nombre técnico sea uno, el cliente puede que lo llame de otra manera. En el caso de que tenga nombres distintos, usa un guión para ponerlos.

Imágenes

Las imágenes y fotos que acompañen a tus productos deben ser originales. Intenta hacer las fotos tú mismo con un fondo blanco y buena iluminación, o en un escenario donde se vea bien el producto. Si son productos de distribución o marcas de las que no tienes stock de productos, puedes usar las imágenes de proveedor, pero retócalas un poco o añade una marca de agua para que Google las detecte como distintas a las de tus competidores. Además, es importante que optimices su peso para evitar que ralenticen la velocidad de carga.

Descripción corta del producto

La descripción corta, como su propio nombre indica, debe ser breve. La idea es explicar en qué consiste el producto sin especificar demasiado. Si necesitas dar una información importante, como las medidas, debes añadirlo aquí para que el cliente no tenga que bajar hasta la descripción larga para verlo. Si no tienes suficiente espacio, añade imágenes donde puedan verse los elementos importantes.

Descripción larga del producto

Cada producto que incluyas dentro de tu catálogo necesita una descripción en la que tendrás que explicar toda aquella información que pueda ser de utilidad para el cliente a la hora de tomar la decisión de compra. Si el producto tiene características que no has incluido en la ficha y no aparecen en la pestaña de características, añade el texto aquí. Además, si puedes, incluye además un vídeo, ya que mejora la tasa de conversión en un 200%. En cualquier caso, es importante que siempre seas original y que no copies la descripción de otras webs. No importa si son cortas, pero tienen que ser únicas para evitar penalizaciones de Google.

PrestAyuda Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *